Los Orientales de Almagro

Viví más de 20 años a una cuadra de Los Orientales, jamás me detuve a pensar si sería un buen lugar para comer. Es más, nunca me llamo la atención. Hace años me lo habían recomendado y tampoco confié, de a poco empecé a ver reseñas y a pensar que había perdido bastante tiempo sin darle una oportunidad a este bolichón de Almagro.

Desde afuera no dice mucho, una vez dentro hay propuestas de todo tipo pegadas en las paredes a modo de plato del día, una tras otra por todas las paredes.

En la carta debe haber más de 100 platos, todos clásicos. Desde Jamón Crudo con Rusa, pasando por milanesas de todo tipo, polenta con bolognesa, bifes a la portuguesa y hasta los tipicos chivitos Uruguayos. Hay algo que se repite en todos los platos, la abundancia, fuentes rebalsadas de comida por doquier. Tiene tantas hojas que la elección se torna complicada, entonces no hay mejor opción que mirar que comen en las mesas cercanas. Todos tenían milanesas o Chivito Uruguayo Canadiense. Chivito, en Los Orientales, tenía sentido. Quién sabe si los dueños serán Uruguayos, pero en la fantasía quedaba bien. Así que eso pedimos, el gran Chivito Uruguayo Canadiense.

Para nuestra grata sorpresa llego en una bandeja típica de bodegón el “Chivito Canadiense”, un gran bife gratinado con panceta, 2 huevos fritos y montado sobre, sin exagerar, un kilo de papas fritas (de las congeladas, en buen punto de cocción pero nada como unas papas de verdad). Hasta ahí, excelente. A medida que fuimos comiendo notamos que bajo la montaña de papas había sorpresas: Una ensalada rusa y una ensalada mixta, ricas las dos. Juro que es real, increíble pero real. Gran batalla para dos el Chivito. Nos dejó tan llenos que no hubo lugar para el postre.

Lo que para mí marca una línea de precios en los lugares que voy a comer es el tamaño de las bebidas, si hay de litro y medio, probablemente van a ser moderados. Este es el caso, muy buena relación precio – calidad. Servicio de mesa de $10 que incluía panera, manteca y una empanada tamaño real. Andá a buscarla al ángulo Palermo y tus servicios de mesa ridículos.

Es una propuesta interesante si estas en la zona, querés comer en abundancia y a bajos precios. No esperen lujo asiático, sino más bien un lugar donde comen los vecinos, laburantes, familias y algún que otro desprevenido que anda por la zona y se arriesgo a entrar.

¿Es para una primera cita? para nada. ¿Es para ir a comer con amigos a reventar? Sin dudas. Pretenciosos abstenerse.

Más fotos en Instagram @exploradorgastronomico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s