De Taiwán a Buenos Aires sin escalas

Noche fría en el barrio de Retiro. Llegamos a este reducto taiwanés con muchas ganas de conocer un poco más sobre su cultura gastronómica. El centro porteño por las noches solía ser desolado, pero hace unos años que empezamos a ver nuevas propuestas más que interesantes. Así llegamos a Bao Kitchen, un pequeño restaurante que desde su cocina nos transporta a la isla de Taiwán.

 

En el momento que realice la reserva me di cuenta que la atención iba a ser excelente. Siempre recomiendo reservar a cada lugar que voy para evitar esperas innecesarias. Las reservas tienen un doble compromiso, el del restaurante de no hacerte esperar y el del comensal de acudir a horario o de cancelar si es necesario, al menos así me manejo yo. Desde que llegamos hasta que cerramos la puerta del lugar nos sentimos como en casa. Valoro muchísimo el trabajo de los mozos de restaurantes étnicos a la hora de explicar el menú a primerizos. Con la calidez de un amigo que esta en cada detalle para que no te pierdas de ninguna de sus delicias.

Bao en China, Gua Bao en Taiwán. Que ricos son estos panes al vapor rellenos de pollo de campo, panceta o bondiola. Hay Gua Baos para todos los gustos, hasta uno vegetariano con huevo orgánico estofado y vegetales. El de bondiola es riquísimo, la cantidad justa para una entrada. En el menú hay excelentes opciones, como para empezar hay dumplings, alitas de pollo, ensaladas y unas sopas que son una locura. Yo probé una sopa de calabaza con curry, crema de coco, pesto de cilantro y pollo. Le agregue un poco de salsa picante y la fría noche de otoño se convirtió en un día de verano soleado en Taipéi. Tendrán aproximadamente 15 opciones de principales, esto te asegura encontrar algo así no seas el más fanático de la cocina oriental. Se destacan el Lurou Fan (ragout de bondiola y panceta estofada sobre arroz, huevo estofado y pickles de repollo colorado), el Hong Shao (cerdo estofado con salsa de soja, vino de arroz, jengibre y anís estrellado sobre arroz) y los langostinos con chimichurri taiwanés (ajo, jengibre y cebolla de verdeo). Cabe destacar que en la cocina taiwanesa se utiliza mucho anís estrellado lo que le da un perfume a la mayoría de los platos muy característico. Otro punto importante de Bao Kitchen es que trabajan con pollos y huevos orgánicos lo que le da un plus de calidad a sus platos.

A los que conocen la comida oriental no tengo mucho para agregarles. A los que aún no se animan, les recomiendo que lo intenten porque les aseguro que les va a gustar. Hay que salir un poco de la zona de confort para entrenar nuestro paladar. En lugares como Bao Kitchen, donde te explican todo al detalle, pueden dar rienda suelta a experimentar nuevas sensaciones.

 

Dirección: San Martin 960. CABA

 

MÁS FOTOS EN INSTAGRAM @EXPLORADORGASTRONOMICO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s