Súbanse al tren hacia Uptown

Para quienes vienen desprevenidos por el barrio de Palermo seguramente no van a notar la existencia de uno de los mejores bares que tiene la ciudad de Buenos Aires. Siguiendo la línea de Nicky Harrison, este speakeasy deslumbra a cada uno de los visitantes que llegan a esta estación.

La calle Arévalo hace las veces de Quinta Avenida. Escalera, molinete, falta pasar la Sube y está todo lo necesario para embarcarse en este viaje único. Y digo único porque luego de bajar la escalera y pasar los molinetes nos encontramos con un vagón de subte. Sí, un vagón en pleno ingreso a un bar. ¿Todo muy normal no? El ingreso esta repleto de detalles que en todo momento nos hace olvidar que estamos en Buenos Aires y nos da la posibilidad de viajar a Manhattan en un abrir y cerrar de ojos. Se abren las puertas y que empiece el show.

Reservamos con tiempo, lo que nos dio la posibilidad de tener una mesa a nuestra disposición ni bien llegamos. Fuimos por la experiencia completa: cena, tragos y buena música. Al llegar nos dieron las dos cartas, un menú de tragos y otro de comidas. La carta de bebidas es muy completa, hay opciones para todos los gustos y con precios acordes al lugar. Desde pintas de cerveza, pasando por copas de vino y culminando con tragos de autor. Acá me detengo a contarles que como un gran fanático de la película Mi pobre angelito tuve que pedirme el Harry & Marv que tiene Fernet, jugo de mango, soda y almíbar de hibiscus. Fernet con jugo de mango, quien lo diría, increíble hasta en los detalles de presentación. No todo es fernet con coca vieron. También probamos el Cooper Express que viene presentado en una piña de cobre, a mi entender el trago más llamativo de la carta, el que todos quieren tener en su mesa. Todos los tragos están especificados con su cantidad de dulzor o amargor para tener una idea de lo que vamos a tomar antes de pedirlo.

La carta de comidas esta preparada por el Chef Dante Liporace, quien de manera muy creativa dividió el menú en 6 barrios típicos de Nueva York. Una entrada, dos principales y un postre por barrio. Midtown (con hot dogs y cheeseburger), Little Italy (con pastas), Meat Packing (carnes como ojo de bife y ribs), Chinatown (con Chop Suey y cordero a la cantonesa), Lower East Side ( con sushi y tiraditos) y Williamsburg (con cordero y cheesecake). Como verán, cada una de las opciones tiene un sentido y le da un cierre perfecto con una copa de vino recomendada para cada uno de los barrios. Intentamos pedir todos platos distintos para llevarnos un paneo general del menú completo. ¿Qué decir? Un plato mejor que el otro. Las ribs exquisitas, el chop suey de mollejas y langostinos uff que placer, el cordero de locos y para cerrar una cheeseburger perfectamente ejecutada. ¿Querés mas? cheesecake y tiramisú para no perdernos de nada. Párrafo aparte para el tiramisú, todo lo que está bien está en ese postre, el helado de café es único.

Seguir contando sobre este increíble lugar no tiene mucho sentido. Es una experiencia que merece ser vivida porque es mucho más que un bar, más que un restaurante, más que un subte. Es algo nunca visto en una ciudad como Buenos Aires y por lo cual celebro. Siempre pedimos propuestas innovadoras y Uptown las cumple con creces. Así que súbanse al próximo tren que Manhattan está mucho más cerca de Palermo de lo que creíamos.

Más fotos en Instagram @exploradorgastronomico 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s